martes, 30 de septiembre de 2014

LO QUE PUDO HABER SIDO Y NO FUE

Domingo, 28/09/2014

Crédito: Cubadebate


El segundo período del presidente Obama se acerca ya a su ocaso, y ha llegado la hora de preguntarse si su figura no quedará en la historia envuelta más bien en un halo trágico. El sentimiento de tragedia nace no solamente de ver truncada la vida de alguien que ya no pudo realizar sus mejores ambiciones; también es no pocas veces fruto de la frustración de quienes, desde la platea, albergaban la esperanza de ver al héroe alumbrado por los fulgores de la gloria y tienen que despedirse de él en silencio, o con aplausos desganados. La nostalgia de lo que pudo haber sido y no fue. Hacemos las cuentas, y esas cuentas que quisimos crecidas no nos salen.

En el mayordomo, una de esas películas cuyo destino es ser lacrimógenas, Forest Whitaker interpreta al sirviente negro que ha estado junto a varios presidentes de Estados Unidos a través de las décadas, poniendo la mesa en silencio y cepillando trajes. Una de las escenas más grotescas lo muestra auxiliando a Lyndon Johnson, a quien vemos a través de la puerta entreabierta del retrete mientras puja con los pantalones abajo, víctima de estreñimiento crónico. Y en otra, el mayordomo, ya anciano, ve con los ojos llenos de lágrimas por la televisión la ceremonia en que Obama, el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos, es juramentado. Es su propia reivindicación.

He allí el gran contraste, de donde nace la fábula posible: el primer presidente negro de la nación más poderosa del mundo. Antes, en el reparto de papeles, a los negros les tocaba servir de mayordomos del poder, o llorar la muerte de sus benefactores, de Abraham Lincoln, el ícono de la liberación de los esclavos, a Franklin Delano Roosevelt, como en esa imagen clásica del fotógrafo Ed Clark, el soldado negro que toca bañado en lágrimas la tonada “Goin’ home” en su acordeón, al paso del féretro del presidente.

Ese es el asunto. El laureado director de documentales Michael Moore ha dicho hace poco que Obama “tan solo será recordado por ser el primer presidente negro de Estados Unidos”. Moore, quien me ha llegado a decepcionar porque cada vez veo más en él a un demagogo, a lo mejor está en lo cierto. Pero quizás más que debido a su propia culpa, el fracaso del presidente esté siendo determinado por los anticuerpos que el poderoso establecimiento conservador generó ante su llegada a la Casa Blanca, precisamente por ser negro.

Obama hizo una entrada triunfal bajo los reflectores y pareció que sería capaz de dar un vuelco a la historia, no solo porque muchos prejuicios quedaban atrás, y parecían imponerse por fin los fueros de una sociedad democrática e igualitaria, compuesta de manera tan diversa como la de Estados Unidos; sino también por su propuesta de tintes libertarios y liberadores, que iba desde las políticas de migración a la justicia social, y al cierre definitivo de la prisión de Guantánamo en busca de restituir el respeto a los derechos humanos.

Pronto la retórica brillante del presidente, y sus frases para recordar, fueron distanciándose sin remedio de la realidad, en medio de una feroz y enconada batalla doméstica donde la misión primordial del Partido Republicano, en manos de la facción fundamentalista del Tea Party, fue entorpecer todo lo que Obama hiciera y propusiera. Desde las tramoyas de esta conspiración concertada, llegó siempre un inconfundible aunque disimulado olor a racismo.

Quizás su buena voluntad lo llevó a entrar con pie falso en el escenario, porque, al principio de su primer mandato, cuando tuvo la oportunidad de tomar iniciativas por su cuenta y llevar adelante los puntos esenciales de su programa de cambios, insistió con terquedad en que no actuaría si no era por consenso, y con el apoyo republicano. Perdió tiempo, llegó al final del primer período, recibió el beneficio de la duda de parte de los electores, pero después de ser elegido de nuevo siguió empantanado.

Y empantanado quedó también en la escena internacional, la más compleja que el mundo ha vivido en la historia reciente, del tradicional conflicto de Estados Unidos con Irán al siempre renovado enfrentamiento entre Israel y Palestina, las primaveras árabes que terminaron otra vez en dictaduras, o en anarquía, como en Libia, la guerra de múltiples fuerzas en Siria, la trampa mortal que siempre ha sido Afganistán, el avance ruso hacia sus viejas fronteras imperiales en Ucrania, de por medio el cinismo sin miramientos de Putin, que no deja de poner nunca su cara impasible de jugador de póker.

Y ahora, el Califato Islámico repartido entre Irak y Siria, que se presenta como la peor de las pesadillas, llena de confusiones y atrocidades como todas las pesadillas que quitan el sueño. Esta guerra de los drones contra los yihadistas seguramente tuvo que haberla peleado cualquier presidente de Estados Unidos, y quizás por eso es que, al anunciar su cruzada contra el Califato Islámico, Obama ha tenido que vestirse con la túnica del presidente Bush padre, en busca de aliados para llevarla adelante. Pero no será una guerra capaz de hacer reverdecer sus laureles. Seguirá siendo una pesadilla que podría llegar a extenderse hasta el final de su mandato, y que legará a su sucesor.

Nada extraño que un presidente de Estados Unidos le legue a otro una guerra lejos de las fronteras, como todas las que ese país ha librado en los tiempos modernos; pero Obama andará ese camino final a tropiezos, con los focos de los reflectores apagados, siempre bajo el acecho intransigente y feroz de los fundamentalistas domésticos que nunca quisieron haberlo visto sentado en el Salón Oval de la Casa Blanca. Ahora en las fotos aparece como un hombre viejo, encanecido bajo el agobio de las frustraciones, tan lejos ya de la música de fiesta que acompañó su entrada a la gloria de aquel reino tan distante, mientras música y reino se desvanecen en el aire cargado de infortunios.





EFECTOS GLOBALES DE UNA GUERRA NUCLEAR



Los efectos globales de una guerra nuclear establecen un conjunto de hipotéticos escenarios ambientales y humanitarios producidos por una guerra nuclear masiva, de gran escala, o los escenarios ambientales consecuentes del uso limitado de armas nucleares en una guerra nuclear limitada a un región geográfica del planeta.

OBAMA VA A LA GUERRA

Jueves, 18/09/2014

Por: Angel Guerra Cabrera


La solemne declaración de guerra del presidente de Estados Unidos Barak Obama contra el llamado Estado Islámico(EI), además de patética, es una evidencia cristalina del cinismo cada vez mayor de la elite política de “Occidente”. El comandante en jefe de la primera potencia militar del planeta y premio Nobel de la Paz declara la guerra a otra pandilla de asesinos gestados por ella misma, como en su momento hizo Bush contra Al Quaeda y Osama Bin Laden. Sus palabras, por cierto, recordaban mucho las de su antecesor.

No he podido encontrar mayor diferencia entre el planteamiento ideológico y político del EI y de Al Queda pues ambos propugnan el establecimiento de un califato islámico y la aplicación de una versión aberrante de la sharia, o ley islámica, en el mundo entero.

Lo que sí une muy claramente a estas dos organizaciones es el hecho de haber surgido a consecuencia de las políticas de guerra, saqueo, pillaje y masacre de civiles llevadas a cabo por Estados Unidos y sus aliados contra los pueblos musulmanes, en particular contra los sectores que adhieren a la vertiente sumnita del islam. Sabido es de sobra que Washington también agrede a pueblos, Estados y organizaciones de integración mayoritariamente chiíta –la otra gran rama del islam- como es el caso de Irán y de Hezbolá en Líbano, con más odio si cabe que a los sumnitas, toda vez que el estado persa y la resistencia patriótica libanesa están entre las fuerzas que rechazan más eficazmente las políticas imperialistas y sionistas.

Un resumen de las guerras de Estados Unidos en las últimas décadas nos lleva a Afganistán, donde la CIA, en alianza con el ultrarreaccionario reino saudita y los servicios especiales de Pakistán armó una legión de extremistas fanáticos(los futuros talibanes) para combatir a las tropas de ocupación soviéticas, destruir al estado laico y suprimir las corrientes progresistas existentes dentro del país. De esa alianza surgió Al Quaeda bajo la dirección de Osama Bin Laden, príncipe saudita y destacado operador de la CIA contra los soviéticos. Aunque no es materia de este artículo cabe señalar que la invasión de Afganistán fue uno de los más graves errores de la política exterior de la Unión Soviética.

Entre las consecuencias fundamentales de las guerras recientes de Estados Unidos está la destrucción del Estado iraquí y la muerte de cientos de miles de sus habitantes, incluyendo decenas de miles de niños. Irak era un estado laico que, con todos los peros que se quieran, mantenía una actitud de resistencia a la expansión imperialista y sionista en el Medio Oriente. País floreciente por su pujante desarrollo económico, político, social y cultural, donde no existían apenas rencores entre sunitas y chiítas, ni entre estos y las minorías cristianas y turcomanas, Estados Unidos destruyó sistemáticamente su extraordinaria infraestructura industrial, de servicios y comunicaciones con la suma de sus odiosas sanciones y la llamada guerra del Golfo(1990).

Su última agresión en 2003, basada en la repugnante mentira de que Irak poseía armas de destrucción masiva, pulverizó lo que podía quedar en pie y mediante una política deliberada de contrainsurgencia empujó al odio entre sus comunidades confesionales y étnicas, que ha llevado a una cadena de masacres sectarias y a la muerte o emigración de miles de profesionistas, científicos e intelectuales de ambos sexos, así como de clérigos.

Una vez ocupado Irak, Washington escogió gobernarlo apoyándose en los más deleznables personajes de su mayoritaria comunidad chiita, que siguieron un política de exclusión y represión de los musulmanes sumnitas, cuando menos apoyada tácitamente por los ocupantes.

Renglón aparte merecen los kurdos de Irak, realmente oprimidos desde siempre, como en general, en todos los estados donde reside esa minoría, pero cuya dirección política actual en Irak es aliada de Estados Unidos e Israel.

El huevo de la serpiente del EI se concibió en Afganistán, más tarde se empolló en Irak y se multiplicó exponencialmente con las guerras imperialistas contra Libia, Siria, las zonas tribales de Paquistán y Yemen así como Somalia. En Libia y Siria Estados Unidos congregó a decenas de miles de extremistas sumnitas financiados y espléndidamente armados por Quatar, Arabia Saudita y otras petromonarquías árabes para lanzarlos al cuello del gobierno legítimo de Bashar al Assad. Jordania y Turquía facilitaron el paso a Siria, inteligencia y el entrenamiento de muchos de ellos.


EL LÍDER GLOBAL DE LA SUBVERSIÓN Y LA INJERENCIA SEGUIRÁ SIENDO ESTADOS UNIDOS

Lunes, 29/09/2014 
Por: José Ramón Rodríguez Ruiz


No caben dudas de lo apretada que puede resultar la agenda de un presidente de Estados Unidos. A tal punto que en un mismo día, un mandatario yanqui puede anunciar el comienzo de una guerra; hablar sobre medio ambiente a la comunidad mundial y casi sin pausa, ratificar el compromiso de su gobierno con la subversión de estados soberanos a escala global y los esfuerzos de agresión no convencionales contra naciones sin “libertad” o “democracia”, según la perspectiva estadounidense. El 23 de septiembre, luego de anunciar que bajo sus órdenes las Fuerzas Armadas de EE.UU habían comenzado el ilegal bombardero a Siria y después de recitar el mismo verso que sus antecesores en la ONU sobre el cambio climático, del cual su país es el máximo responsable, Barack Obama tuvo otra actividad en su agenda.

El presidente de EE.UU. fue uno de los ponentes¹ en la sesión plenaria de la reunión anual de la Iniciativa Global Clinton,² que tuvo como tema en esta ocasión³ las Ciudades como laboratorios de innovación. En ese cónclave, el Premio Nobel anunció la emisión el 23 de septiembre de un memorándum⁴ presidencial que busca el apoyo a grupos de la sociedad civil, y prevé la creación de “centros de innovación”, así como facilidades para su financiamiento, estableciendo que “los departamentos y agencias estatales consultarán y se asociarán con mayor frecuencia con los grupos de la sociedad civil” en otros países.

El referido memo es parte de la iniciativa Stand with Civil Society⁵que Obama presentó en 2013, para “apoyar, defender y mantener la sociedad civil, a pesar de las restricciones globales contra esta” y entre sus objetivos pretende “contrarrestar los esfuerzos de gobiernos extranjeros por imponer excesivas restricciones a la libertad de expresión, de reunión pacífica y asociación”.

Otra “iniciativa” incluida en el memorándum fue la creación de seis Centros Regionales de Innovación para la Sociedad Civil que se erigirán en los próximos dos años y tienen como objetivo “potenciar los grupos de la sociedad civil en todo el mundo”. Tales centros realizarán su trabajo en colaboración con el Gobierno de Suecia y la Fundación Aga Khan,⁶ probablemente una afiliada de la CIA establecida en 1981 como organización privada, “comprometida” con la lucha contra la pobreza, el hambre, el analfabetismo y la insalubridad, principalmente en África y Asia. Los centros se distribuirán por Latinoamérica, África Subsahariana, Oriente Medio y Asia, regiones todas donde EE.UU. ha identificado⁷ “importantes retos” a las “libertades civiles” y los “derechos humanos”, pero casualmente, donde posee el imperio sus mayores intereses económicos y geopolíticos y ha puesto en práctica sus más recientes estrategias de intervención en el exterior y de derrocamiento de gobiernos “tiránicos”.

“Con estos programas dedicados a los líderes alrededor del mundo, esperamos estar ayudando a construir a los próximos líderes de la sociedad civil y nuestro mensaje para esa gente joven es simple: –Estados Unidos está con ustedes–”, expresó Obama en el cónclave y no cabe duda de que así es. Los programas subversivos contra la juventud cubana como el llamado “agentes viajeros” de la Usaid o las becas a jóvenes cubanos para “estudiar” en colegios de EE.UU son una muestra palpable de la preocupación del imperio por nuestros jóvenes y el futuro del liderazgo en Cuba, por solo citar dos ejemplos cercanos.

A propósito, entre los “líderes civiles” que Obama mencionó como más destacados en este esfuerzo global, se encuentran la contrarrevolucionaria cubana Berta Soler, cabecilla del fragmentado grupúsculo Damas de Blanco o el venezolano Leopoldo López, del partido Primero Justicia, preso actualmente por promover la desestabilización y la violencia en la patria de Bolívar. Creo que sobran los comentarios. La tercera medida incluida en el memorando prevé “ampliar el apoyo y la financiación a las comunidades” y respaldar a nivel internacional mediante esfuerzos diplomáticos a “aquellos que luchan contra las leyes que restringen a la sociedad civil”, aseguró, citando los casos de Kenia, Camboya, Túnez y Honduras.

Finalmente, Obama anunció un mayor apoyo a las organizaciones no gubernamentales. “Nuestro Departamento del Tesoro hará una regulación que haga todavía más fácil las subvenciones a estas organizaciones en el extranjero”, aseguró, más eso ya lo sabíamos, pues para pagar a mercenarios, en el caso de Cuba, no son obstáculos las férreas restricciones del bloqueo, que con tanta saña persiguen las transacciones cubanas por todo el mundo. Y es que el presidente de EE.UU. no ha hecho otra cosa que ratificar las intenciones de su gobierno de continuar desestabilizando naciones y derrocando Estados no deseados, apoyando a supuestos “grupos de la sociedad civil”, que puedan devenir en organizaciones opositoras, como preámbulo de un movimiento de resistencia o insurgencia.

Se trata de la aplicación como política de Estado y estrategia de política exterior, de los principios de la Guerra No Convencional en una escala nunca antes vista, siguiendo un guion, cuyos primeros capítulos se pueden observar en ejemplos como Siria o Ucrania, pero que a largo plazo, a juzgar por las declaraciones del presidente yanqui, constituye un plan global donde nuestra región sería para el imperio la joya de la corona. 

Habla de libertad de expresión el señor presidente Obama, pues yo ejerzo la mía: Usted y su gobierno no son más que mentirosos que han disfrazado, bajo el nombre de la democracia y los derechos humanos, las más sucias intenciones subversivas e injerencistas.

AMÉRICA LATINA EN LA ONU

Domingo, 28/09/2014
Crédito: Los Domingos de Díaz Rangel. Diario Ultimas Noticias


Durante la segunda Guerra Mundial, y en los primeros años de la postguerra, a Roosevelt (EEUU), Churchill (Reino Unido) y Stalin (Unión Soviética) les llamaban los tres grandes. Ellos decidían las cuestiones más trascendentes de esa conflagración. Celebraron varias reuniones en el más absoluto secreto y sus conclusiones se conocían después que regresaban a sus respectivos países. En la de Teherán (dic. 1943) acordaron crear las Naciones Unidas, nombre propuesto por Roosevelt. Esa vez firmaron un documento donde declaraban: “Tenemos la certeza de que gracias a nuestra armonía, lograremos una paz duradera”. La armonía era de palabras, pues apenas terminaron las acciones bélicas comenzó la “guerra fría” hasta la caída del muro de Berlín, en 1989. 

Poco después se reunieron en Yalta (feb. 1944) y definieron el Consejo de Seguridad, cómo estaría integrado y cómo funcionaría; es cuando se reservan el derecho al veto, añadieron a Francia y a China y acordaron convocar sólo a los países que habían declarado la guerra a Alemania a una conferencia en San Francisco, donde fundarían la ONU, el 24 de octubre de 1945. Asistieron 51. La guerra había terminado, Alemania y Japón fueron rendidos. Por supuesto, junto con Italia, España, Rumania y otros países derrotados, quedaron fuera de la organización, hasta muchos años después. 

A varios de esos 51 países, los embajadores de EEUU les exigieron romper relaciones con Alemania y declararle la guerra para poder participar en la fundación. Frank Corrigan lo hizo con el canciller Parra Pérez, quien después presidió la delegación venezolana en la fundación de la ONU. Todos estuvieron representados en San Francisco. Lo importante es que ningún país cuestionó la estructura del Consejo de Seguridad. Por unanimidad lo aceptaron. 

Dividido el mundo en dos bloques, a la cabeza de cada uno estaba una gran potencia, todos convinieron en esa estructura hasta años más tarde, con la creación de los Países No Alineados (Noal) cuando comenzaron las primeras objeciones. Pero no ha sido hasta ahora, desaparecido aquel escenario de 1945, extinguido igualmente el mundo bipolar, con la extinción de la URSS y el debilitamiento internacional de EEUU y siendo cada vez mayor el número de Estados que propician un mundo multilateral, parecía llegado el momento para demandar una nueva estructura de la ONU, y de su Consejo de Seguridad. 

El cambio más trascendente ha ocurrido en América Latina. Mientras no se ve la Europa de De Gaulle, y Estados antes alineados en la Europa oriental, ahora su suman sumisos a los intereses estadounidenses, se escuchan las voces de la nueva América Latina demandando cambios y llevando problemas que antes por ningún motivo eran asuntos de la ONU. 

La revisión de sus actas en los últimos 10 años revelan diáfanamente esas voces discrepantes del imperio. Un estudio de Pedro Díaz Arcia (*) revela cómo EEUU ha venido perdiendo influencia en la asambleas de la ONU, en 1961, 42% de los países del Noal votaban en coincidencia con EEUU, y en 1988 apenas lo hacía 21%, y en ese año 1988, 85% de los países coincidieron con Cuba, y desde hace 26 años se viene condenando el bloqueo, y son numerosas las veces que EEUU ha vetado resoluciones contra Israel. Ese dominio ocurre por el funcionamiento del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Entre tanto, estas posiciones de los Estados por imponer un funcionamiento democrático siguen aumentando en la ONU. 

Entre esas voces destacó la del presidente venezolano Nicolás Maduro. Pronunció un discurso que supo armonizar su experiencia de seis activos años de Canciller, la política que definió y orientó el presidente Chávez, y los principios establecidos en el Preámbulo y articulado de nuestra Constitución. Seguros estamos que esas palabras estuvieron compartidas por la diplomacia de muchos otros países, y que asumía el clamor de la mayoría de los pueblos del mundo. Demandó con fuerza la refundación de las Naciones Unidas, la reestructuración de su Consejo de Seguridad e incluso pidió más autoridad a la Secretaría General, de suerte que esté al servicio de todos y no de algunos imperios. Lo hizo con coraje, como lo destacó Fidel Castro, con precisión y mesura, y le llevó a abordar otras cuestiones de alto interés para la región, como la independencia de Puerto Rico y la solidaridad con Argentina en su lucha contra los perversos fondos buitres. 

No es que esta Asamblea General de la ONU pasará a la historia, pero son indudables las demandas de cambios en su estructura y funcionamiento. No es posible que la mayoría de los países miembros apenas tengan fuerza declarativa y sólo para algunas cuestiones; se hicieron en un momento oportuno cuando los miembros permanentes del Consejo de Seguridad debieron escucharlos para la reflexión de sus gobiernos.

LA CONFESIÓN DE OBAMA FRENTE A SU PUEBLO Y EL MUNDO

Lunes, 29/09/2014


El presidente Obama reconoció en su discurso ante el Congreso el día 24/01/2014 que EE UU se encuentra en una grave crisis y le planteo los enormes sacrificios al que será sometido el pueblo estadounidense para superarla. Hago una síntesis del discurso con lo más importante de su exposición, para evaluar los riesgos que corre la economía de EE UU y la economía mundial. El presidente empezó: “Todos sabemos que nuestra economía se encuentra en crisis, porque la viven todos los días. 

“Insistió en la urgencia de renovar los subsidios a los desempleados de larga duración, que expiraron a finales de diciembre, y propuso extender un beneficio fiscal del que disfrutan las familias de bajos ingresos, una idea bien vista por algunos republicanos y economistas conservadores”

“Es el empleo que pensaron que tendrían los desempleados, el negocio con el que soñaron y que ahora pende de un hilo; la carta de aceptación a la universidad que su hijo tuvo que volver a guardar en el sobre. El impacto de esta recesión es real y está por todas partes”.

“El hecho es que nuestra economía no comenzó a deteriorarse de un día para otro. Tampoco comenzó cuando el mercado de la vivienda colapsó o nuestra bolsa de valores se desplomó. Sabemos desde hace décadas que nuestra supervivencia depende de encontrar nuevas fuentes de energía. Sin embargo, importamos más petróleo ahora que nunca antes. El costo del cuidado de salud devora más y más de nuestros ahorros todos los años, sin embargo continuamos retrasando las reformas”. 

“Nuestros niños competirán por empleos en una economía mundial para la cual demasiadas de nuestras escuelas no los prepararon. Y aunque todos estos desafíos continúan sin una solución, logramos gastar más dinero y acumular más deudas, tanto como personas y como gobierno, que nunca antes”

“En otras palabras, hemos vivido una era en la que demasiado a menudo, las ganancias a corto plazo eran apreciadas más que la prosperidad a largo plazo; en la que no miramos más allá del próximo pago, el próximo trimestre o las próximas elecciones. Un superávit se convirtió en excusa para transferir riqueza a los acaudalados en vez de una oportunidad de invertir en nuestro futuro”

“Bueno, ha llegado el día del ajuste de cuentas, y éste es el momento de hacernos cargo de nuestro futuro. Éste es el momento de actuar de forma audaz y sensata, no sólo para reactivar esta economía, sino para sentar nuevas bases para una prosperidad perdurable. Éste es el momento de impulsar la generación de empleo, reactivar los préstamos e invertir en sectores como el de energía, cuidado de salud y educación, que harán que nuestra economía crezca, incluso a la vez que tomamos las difíciles decisiones de reducir nuestro déficit”

“También quiero que sepan que el dinero que han depositado en los bancos de todo el país está a salvo, que su seguro no está en peligro y que pueden confiar en que nuestro sistema financiero continuará funcionando. Esto no debe ser causa de preocupación alguna. Lo que nos preocupa es que si no reanudamos los préstamos en este país, nuestra recuperación estará destinado a fallar sin siquiera haber empezado”.

“Vean, el flujo de crédito es lo que le da vida a nuestra economía. La capacidad de conseguir un préstamo determina la posibilidad de financiar todo, desde una casa hasta un auto y los estudios universitarios; es la manera en que las tiendas renuevan su inventario, las granjas compran equipo y las empresas pagan sus planillas. Pero ese crédito ya no fluye como debería. Demasiados préstamos impagos resultantes de la crisis hipotecaria han afectado los balances contables de demasiados bancos. Con tanta deuda y tan poca confianza, ahora estos bancos temen prestar mas dinero a las personas, empresas y a otros bancos. Cuando no hay préstamos, las familias no pueden comprar casas ni autos. Entonces las empresas se ven obligadas hacer los despidos. Luego nuestra economía sufre aun más, y hay menos crédito disponible”.

“Por eso, este gobierno está actuando rápida y enérgicamente para romper este ciclo destructivo, restaurar la confianza y reanudar los préstamos. Lo haremos de varias maneras. Primero, crearemos un nuevo fondo de préstamos que representa un esfuerzo jamás creado a fin de promover el financiamiento para los vehículos, estudios universitarios, préstamos a pequeñas empresas para los consumidores y empresarios que hacen que esta economía funcione. Segundo, he propuesto un plan de vivienda que ayudará a las familias responsables pero en peligro de una ejecución hipotecaria a cumplir sus pagos mensuales y refinanciar sus préstamos hipotecarios. Tercero, actuaremos con toda la fuerza del gobierno federal para asegurar que los bancos, de los que dependen los estadounidenses tengan suficiente confianza y suficiente dinero para otorgar préstamos incluso en tiempos más difíciles”.

Cuando nos enteremos de que uno de los principales bancos tiene serios problemas, les pediremos cuentas a los responsables, los obligaremos a hacer los ajustes necesarios, les proporcionaremos apoyo para sanear sus balances contables y aseguraremos la continuidad de una institución sólida y viable para beneficiar a nuestra gente y a nuestra economía”.

“Comprendo bien que Wall Street preferiría que les diera a los bancos dinero para rescatarlos sin imponerles condiciones. Pero un enfoque así no resolvería el problema. Y nuestro objetivo es hacer que pronto llegue el día en que volvamos a otorgar préstamos al pueblo estadounidense y a las empresas estadounidenses, lo cual acabará con esta crisis de una vez por todas. Tengo la intención de pedirles a estos bancos que rindan cuentas de toda la ayuda que reciban, y esta vez, deberán demostrar claramente cómo se usan los dólares de los contribuyentes a fin de generar más préstamos para el contribuyente estadounidense. Esta vez, los directores generales no podrán usar el dinero de los contribuyentes para engrosar sus talones de pago ni comprar costosas cortinas o desaparecer en un avión privado. Eso no volverá a suceder”.

“Este plan requerirá recursos significativos del gobierno federal, y sí, probablemente más de lo que ya hemos destinado para esto. Pero aunque el costo va a ser alto, les puedo asegurar que el costo de la inacción sería mucho mayor, porque podría tener como consecuencia una economía débil no sólo por meses o años, sino tal vez por una década. Eso sería peor que nuestro déficit, peor para las empresas, peor para el pueblo y peor para la siguiente generación. Y me resisto a permitir que eso pase”.

“Junto con las medidas ejecutivas anunciadas, el presidente volvió a pedir al Congreso, al igual que hizo en su discurso de 2013, que apruebe un aumento del salario mínimo (actualmente en 7,25 dólares la hora) para los trabajadores, así como un programa para expandir los programas y la financiación de la educación preescolar”. Asimismo, el Presidente Obama urgió al Congreso a aprobar la reforma migratoria "este año".

En conclusión, el gobierno estadounidense continuará fabricando dólares sin respaldo de ningún tipo, inorgánicos como dicen los economistas y exportándolo su inflación al resto de todos los países del planeta. ¿Hasta cuando los países del mundo seguiremos subsidiando a los Estados Unidos? ¿Dejándonos chantajear por ellos, con la amenaza de una guerra nuclear? Ese es el dilema a resolver por todos los gobernantes y pueblos del mundo. Por estas razones, continúan cayendo las bolsas mundiales.

Germán Saltrón Negretti

PAPA: VIVIMOS EN UN MUNDO EN GUERRA POR TODAS PARTES

Lunes, 18/08/2014
Crédito: www.rpp.com.pe


El papa Francisco regresó a Roma después de un viaje de cinco días a Corea del Sur, donde se encontró con los jóvenes asiáticos, beatificó a 124 mártires y lanzó un llamamiento por la reconciliación en la península coreana.

Sin embargo, el avión papal fue escenario de nuevas declaraciones del Sumo Pontífice sobre diversos temas de actualidad internacional. 

"VIVIMOS EN GUERRA"
Durante la rueda de prensa que ofreció a bordo del avión en el que regresaba a Roma, el Papa le dijo a los periodistas que el mundo vive en guerra, por todas partes. 

"Vivimos en un mundo en guerra. ¡Por todas partes!. Alguien me decía que estamos en la Tercera Guerra Mundial, pero en partes, en capítulos", declaró a los medios la autoridad eclesiástica.

Francisco condenó también el tema de la tortura. "Digo a los católicos: torturar a una persona es pecado mortal, es pecado grave. Pero es mucho más: es un pecado contra la humanidad", sentenció.

EL TERROR EN IRAQ
Otro tema importante que tocó Bergoglio fue la crisis que viven actualmente Siria e Iraq por la expansión del Estado Islámico. Ante esto, el Papa dijo que en casos como este es licito detener al agresor. 

"En estos casos, donde hay una agresión injusta, sólo puedo decir que es lícito detener al agresor injusto. Subrayo el verbo detener, no estoy diciendo bombardear ni hacer la guerra, sólo detener", aclaró el Sumo Pontífice. 

Pese a esto, Francisco aseguró que está disponible a viajar al norte de Iraq para dar alivio a los refugiados cristianos y otras minorías, de ser necesario.

"IRÍA A CHINA MAÑANA MISMO"
El Papa aseguró también que no tendría problemas en viajar a China mañana mismo, luego que un periodista le preguntara si le gustaría visitar el país con el que el Vaticano no mantiene relaciones diplomáticas.

"¿Que si quiero ir a China? ¡Pero claro! ¡Mañana mismo! Nosotros respetamos al pueblo chino. La Iglesia pidió solamente la libertad para su ministerio, para su trabajo. Ninguna otra condición", explicó Francisco.

La pregunta fue formulada durante un momento histórico, pues era la primera vez que un Papa sobrevolaba el espacio aéreo de China. Medios italianos indicaron que Francisco fue testigo del momento en el que los pilotos pedían permiso para atravesar el espacio chino. 

"Después me despedí de los pilotos y volví a sentarme y recé tanto por ese hermoso pueblo chino: un pueblo sabio. Pienso en todos los grandes sabios chinos, pienso en la historia de ciencia, de sabiduría. También nosotros los jesuitas tenemos nuestra historia 

AMERICA LATINA EXIGIÓ LA REFUNDACION DE LA ONU

Lunes, 29/09/2014

La Organización de Naciones Unidas (ONU) fue creada el 24/10/1945, para suceder a la Sociedad de las Naciones 15/11/1920, quien no impidió que ocurriera la Primera Guerra Mundial, que son los objetivos principales de estas instituciones. Dos guerras mundiales se han producidos para dirimir los conflictos políticos y económicos entre los países imperiales, que quieren dominar los mercados y todos los recursos naturales. En las últimas dos guerras fueron utilizados armas convencionales. Actualmente, hay nueves países con armas nucleares conocidas como bombas termonucleares. El lanzamiento de solo diez bombas de este tipo, sería el final de todos los seres vivos del planeta. 

El Presidente Nicolás Maduro Moros ratificó los planteamientos de nuestro Comandante Chávez en política exterior en 2006. En la Asamblea General N°69, pronunció un discurso “brillante” como lo declaró el Comandante Fidel Castro en una carta enviada. Expuso detalladamente cada una de las reformas necesarias de la ONU para lograr la paz con justicia social. “Creemos en la necesidad de fortalecer la Secretaría General como se ha discutido tantas veces, el peso político, institucional de la Secretaria que nos represente a todos los Estados que sepa escuchar a todos, que busque fórmulas de paz y de solución de los conflictos en el mundo”.

Debemos refundar las estructuras de Naciones Unidas para adaptarlas al mundo multipolar que debe regir nuestras relaciones internacionales, donde no existan imperios que se quieran imponer sobre otros Estados y retrocedernos aun mundo unipolar. Recordó que se fundó la Unión Europea (1993). Surgió el movimiento de los países alineados integrados por 120 países en (1961). La Unión africana en el año 2001. En América Latina surgió la Alianza Bolivariana. Unasur, la Celac y los BRICS en el año 2011. Propuso convocar a los gobiernos soberanos de la República Islámica de Irán, de Irak, Siria, Líbano, Jordania, Turquía y Egipto y establecer una estrategia política y cultural con el acompañamiento del Consejo de Seguridad para buscar la paz permanente en la región del Medio Oriente. 

El presidente Maduro coincidió con los presidentes de Brasil, Bolivia, Ecuador, Argentina y Chile, sobre la reforma del Consejo de Seguridad. Rechazo los bombardeos en Siria e Irak por EE.UU y sus aliados, sin el permiso correspondiente de los gobiernos legítimos. Reiteró el llamado realizado por el Comandante eterno Hugo Chávez sobre la necesidad de refundar las Naciones Unidas para democratizar el Consejo de Seguridad y adaptarse al mundo multicéntrico y pluripolar. Reiteró el rechazo del bloqueo de EE.UU contra Cuba. Apoyó a la República de Argentina Cristina Fernández en su lucha contra los mecanismos de saqueo financiero a través de los fondos buitres, y felicito a los gobiernos por aprobar un documento que proteja a los Estados contra estas injusticias. Mi reflexión sobre este desiderátum lo expreso así: Para bien de toda la humanidad de este planeta llamado tierra, esperamos que los Estados Unidos, Francia, Reino Unido y sus aliados desistan de su idea de apoderarse de los recursos del resto de los países, y evitar de esa forma la destrucción del planeta.

Germán Saltrón Negretti

OBAMA EN LA ONU: "EL ÚNICO IDIOMA QUE ENTIENDEN LOS TERRORISTA ES EL IDIOMA DE LA FUERZA"

Miércoles, 24/09/2014
Crédito: TeleSUR

Obama dijo ser pacifista pero quiso amedrentar a Rusia


"Rusia tendrá que pagar por lo sucedido en Ucrania", dijo el presidente de EE.UU. al mismo tiempo que dijo que su país seguirá siendo una potencia "pacífica".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, amenazó este miércoles a Rusia y, ante la 69 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU); el jefe de Estado dijo que "Rusia tendrá que pagar por lo sucedido en Ucrania".

En su intervención en la Asamblea General de la ONU, el Presidente estadounidense dijo estar "comprometido" en invertir "la fortaleza" de EE.UU. para "acabar" con los problemas que afectan al mundo, entre ellos la crisis al este de Ucrania.

Pese a que afirmó que "los países grandes no deberían hacer acciones para intimidar a los pequeños" y que "EE.UU. seguirá siendo una potencia pacífica", Obama aseguró que su país "rechaza que las naciones fuertes como Rusia subyuguen a las débiles como Ucrania".

Del mismo modo, el premio Nobel de la paz, expresó que "el único idioma que entienden los terroristas es el idioma de la fuerza" y que "Estados Unidos no estará en guerra contra el Islam pero el Estado Islámico debe ser destruido".

EE.UU. desarrolla en la actualidad una ofensiva militar contra el autodenominado Estado Islámico en Irak y en Siria, sin el consentimiento del Gobierno sirio, ni contar con un mandato de la ONU.

Su política exterior ha sido cuestionada por su carácter belicista a lo largo de la historia. Prueba de ello ha sido su política de intervención directa y desestabilización de gobiernos soberanos como en los casos de Irak, Libia, Siria, Ucrania, Venezuela, Bolivia y el criminal bloqueo impuesto a Cuba.

En el plano interno, EE.UU. atraviesa una profunda crisis económica que ha afectado a gran parte de la población. El presidente Obama tampoco ha honrado sus promesas electorales en temas álgidos como el sistema de salud, el migratorio, el retorno de las tropas de Irak y de Afganistán que podrían comprometer la distribución del poder en el Congreso de cara a las próximas elecciones legislativas como lo reflejan recientes sondeos de opinión.

PASO A PASO: COMO EE.UU CREÓ AL ESTADO ISLÁMICO

Martes, 23/09/2014 

Por: Actualidad.RT

La creación del Estado Islámico por parte de EE.UU. ha pasado por tres etapas: la destrucción de los regímenes seculares y estabilizadores de Irak y Siria y el apoyo a los fundamentalistas sunitas contra Assad, según el historiador Robert Freeman.

"Lo más importante que hay que entender sobre el Estado Islamico es que fue creado por EE.UU.", afirma el historiador Robert Freeman en el portal de noticias Common Dreams. Su creación pasó por tres etapas importantes, precisa.

La primera etapa de la creación del grupo Estado Islámico se produjo durante la guerra de Irak y el derrocamiento del gobierno secular de Sadam Husein. Según el autor, el régimen de Husein fue "corrupto, pero estabilizador": durante su gobierno Al Qaeda no existía dentro de Irak, y el Estado Islámico tiene su origen precisamente en Al Qaeda. Además, EE.UU. dejó el poder en Irak –la mitad de la población del país es sunita– en manos de un Gobierno chiíta. El hecho de que el Ejército iraquí y kurdo –los peshmerga– fueran derrotados por el Estado Islámico se debe a que los sunitas prefieren aliarse con sus correligionarios yihadistas a hacerlo con sus "adversarios religiosos" chiítas, afirma el historiador.

La segunda etapa se dio en la campaña contra el Gobierno de Bashar al Assad en Siria. El presidente sirio contaba con una fuerza que durante muchos años mantuvo en "paz relativa" a un conjunto de sectas religiosas dentro del país, estima Freeman. En sus intentos de desestabilizar al Gobierno de Siria, EE.UU. ayudó a los "precursores" del Estado Islámico en el país, entre los cuales, según el autor, se encuentra el Frente al-Nusra.

La tercera etapa de la formación del Estado Islámico tuvo lugar cuando "EE.UU. organizó a Arabia Saudita y Turquía para que financiaran y apoyaran a los rebeldes en Siria", quienes, según Freeman, ya eran un "proto-Estado Islámico". Arabia Saudita profesa principalmente el wahhabismo, una de la más "virulentas y agresivamente antioccidentales" versiones del Islam. Lo que explica que 15 de los 19 terroristas que secuestraron los aviones del 11 de septiembre de 2001 fueran sauditas, así como el propio líder de Al Qaeda Osama bin Laden, recuerda.

A su vez Turquía persigue sus propios intereses en la región, algo demostrado por el hecho de que este país "que ha financiado y promovido al Estado Islámico" no se haya unido a los actuales ataques aéreos realizados por EE.UU. y sus aliados contra posiciones del grupo yihadista en Siria. Tampoco le interesa a Turquía que sean fuertes los kurdos que combaten contra el Estado Islámico, ya que en caso de que se acabara formando un estado kurdo, "una parte suya sería hoy parte del territorio turco", explica Freeman.

Pese a haber creado al Estado Islámico, EE.UU. muestra sus fragilidades a la hora de combatirlo debido a la ausencia de una "estrategia coherente". En este sentido, los "rebeldes moderados" que EE.UU. entrenaba en Siria contra Assad ahora se niegan a luchar contra el Estado Islámico, algo que, según el autor, no es sorprendente, ya que estos rebeldes entregaban a los yihadistas armas suministradas por EE.UU., recuerda el autor. "Las fuerzas más capaces de vencer al Estado Islámico" a corto plazo, concluye,son Rusia, Siria e Irán, pero EE.UU. prefiere ver como la situación de los terroristas se agrava antes que verlos "vencidos por los enemigos de EE.UU.", concluye.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

PRESIDENTE MADURO EN LA ONU

Martes, 23/09/2014 

Por: Prensa MPPRE

VENEZUELA RECHAZA MODELO CAPITALISTA COMO VÍA PARA LA SALVACIÓN DEL PLANETA 


Durante su intervención en la Cumbre sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el presidente Nicolás Maduro, ratificó el compromiso de Venezuela para avanzar en una planificación integral que considere los tres pilares fundamentales del desarrollo ecológico sostenible, con una condición de economía social ecologista.

Resaltó el compromiso del Gobierno Bolivariano por defender los derechos de los pueblos de cambiar el sistema económico para preservar la vida en el planeta. "Nosotros desde Venezuela, nos comprometemos a seguir defendiendo los derechos de los pueblos a que se cambie el sistema para poder preservar la vida en el planeta".

El Jefe de Estado llamó a escuchar la voz del pueblo en las calles y manifestó que si se quiere cambiar el clima, se debe cambiar el sistema, tal como lo mencionó el Comandante Supremo, Hugo Chávez, hace cinco años en una reunión celebrada en Copenhague.

Maduro afirmó que las potencias industrializadas han propuesto a los países del Sur que se unan a la “economía verde”, la cual consideró que atentan al derecho del desarrollo de la región y las calificó como unas disfrazadas fórmulas capitalistas tomando las banderas de los movimientos ecologistas y ambientalistas.

Sentenció que desde Nuestra América, se levanta una protesta e indignación frente a los modelos capitalistas “que ahora tratan de llamarse economía verde (…) ¿Hasta cuándo se nos va a seguir proponiendo soluciones capitalistas con el viejo modelo destructor para darle respuesta a los gravísimos problemas que se han creado en los últimos cien años?”.

Modelo capitalista: crisis ambiental

Nicolás Maduro aseveró que el cambio climático sigue existiendo con consecuencias cada vez más devastadoras amenazando con la destrucción global de la vida en el planeta. “La crisis ambiental que hoy padecemos está definida por una realidad alarmante, mientras tanto, todos los factores que inciden en la destrucción del planeta, avanzan aceleradamente y siguen sin tomarse las medidas necesarias de control ambiental”.

Recordó que la República Bolivariana actualmente sostiene el 70 por ciento de su demanda de energía con la hidroelectricidad y posee el 60 por ciento de su territorio bajo una figura administrativa de protección. Además, recordó la Reunión Internacional Preparatoria de la PreCop-Social, en Margarita, en donde se discutió para "Salvar el planeta", bajo el lema "Cambiando el sistema, no el clima".

Maduro detalló que en la lógica capitalista, el crecimiento económico es incompatible con la supervivencia del planeta porque el “20 % de los países más ricos en capitalismo consumen el 84 por ciento de la energía del mundo destruyendo su equilibrio (…) son estas potencias las que ahora quieren lanzar las banderas del ambientalismo para ganar dinero con la contaminación”.

El presidente venezolano agregó que “no podemos seguir bajo el amparo de un modelo de desarrollo que vulnera drásticamente las condiciones de vida humana y pone en peligro la existencia de las futuras generaciones”.

RUSIA SE LANZA A LA CONQUISTA DEL LEJANO COSMOS

Martes, 23/09/2014
Crédito: EFE 


Rusia anunció este martes que destinará más de 8.400 millones de dólares al desarrollo y la explotación de la Estación Espacial Internacional (EEI) hasta el año 2025. “El programa espacial para el período 2016-2025 (…) incluye la construcción de nuevos módulos, como el aparato automático OKA-T”, dijo Dmitri Rogozin, viceprimer ministro ruso, citado por las agencias locales. Rogozin reconoció que Moscú quiere centrarse ahora en el estudio del lejano cosmos y en el envío de misiones tripuladas, previsiblemente, interplanetarias.

Al respecto, Oleg Ostapenko, jefe de la Agencia Espacial Rusa, Roscosmos, adelantó que Rusia tiene intención de proceder a la exploración de la Luna a finales de la década de 2020. “Para entonces, con los resultados en la mano de las investigaciones de la superficie de la Luna de los aparatos automáticos, ya se conocerán los mejores lugares para el alunizaje y el establecimiento de bases lunares”, señaló.

En realidad, agregó, Rusia ya ha comenzado a proyectar el nuevo aparato tripulado, que con un nuevo cohete propulsor podrán llevar al hombre a la Luna en la próxima década y al lejano cosmos antes de 2050. El jueves la nave rusa Soyuz TMA-14M partirá rumbo a la plataforma orbital con la cosmonauta Yelena Serova a bordo, la primera cosmonauta rusa en volar al espacio desde que lo hiciera su compatriota Yelena Kondakova en 1997.


¿UN SEPULCRO PARA LA ONU?

Miércoles, 24/09/2014
Por: Facundo Escobar
Crédito: www.noticiaspia.org


Obama presidirá el Consejo de Seguridad

Este 24 de septiembre, el jefe imperial, el presidente Obama, presidirá el Consejo de Seguridad. Es un hecho sin precedentes. ¿Busca recuperar influencia y capacidad de maniobra? ¿O busca darle a la ONU, convaleciente, su golpe de gracia?

Existen cinco sillones permanentes en el Consejo de Seguridad (CS): Francia, Rusia, China, Reino Unido y Estados Unidos. Son los sillones asignados para los mismos países que fueron núcleo del nacimiento de la Organización de Naciones Unidas. Son los países que estuvieron al frente del triunfo sobre el eje Tokio-Roma-Berlín al final de lo que muchos autores llaman la “guerra de los 30 años”, que tuvo a la Segunda Guerra Mundial o la Gran Guerra Patriótica (según la URSS), como corolario.

En pocos días, será el turno de EEUU para ocupar la presidencia rotativa del CS. Quince son los asientos del CS, lugar donde se toman las decisiones más importantes dentro de la ONU. Los países que ocupan los cinco sillones permanentes tienen capacidad de veto. El resto, solo puede votar. En las sesiones, se emiten resoluciones que llevan consigo cursos de acción concretos, prácticamente las únicas resoluciones de la ONU que son virtualmente vinculantes. El CS es el único cuerpo internacional que puede declarar formalmente la guerra y la paz dentro del sistema de naciones de la ONU. Presidir ese cuerpo permite pautar la agenda y liderar las reuniones. Formalmente, Susan Rice (embajadora de EEUU para la ONU) debería ocupar ese lugar en los próximos días. No será así. Este 24 de septiembre Barack Hussein Obama ocupará su lugar, en lo que significará un hito de consagración para la prepotencia imperial.

Obama dará su discurso ante la Asamblea General ese mismo día por la mañana, para pocas horas después presidir una sesión especial del CS donde se discutirá en torno a la llamada “guerra contra el terrorismo”, agenda fundamentada hoy en la situación de Irak y Siria, y por la figura del Estado Islámico o Daesh, vendida a la opinión pública internacional como una organización que busca instalar un califato en la región y destruir occidente, pero desde donde nadie se pregunta cómo surgió, de donde salieron sus armas, de dónde sus capacidades.

EEUU se ha topado con grandes escollos en el CS durante los últimos años. Principalmente Siria. Rusia y China, a diferencia de las posturas-votos que tomaron ante la avanzada imperial sobre Libia -donde se terminó avalando una invasión militar por parte de la OTAN que terminó en la caotización absoluta del país-; con respecto a Siria, vetaron sistemáticamente toda resolución que intentaba dar vía libre para reproducir ese mecanismo de agresión. Esta situación, en el marco de un rechazo masivo a escala global de un nuevo ataque directo por parte de EEUU sobre otro país-pueblo, la negativa político-diplomática de gran cantidad de países en todo el mundo, las victorias militares del Eje de la Resistencia con la participación directa de combatientes de Hezbollah en territorio sirio, el accionar político de Irán en la región, y el despliegue militar ruso, configuraron un escenario novedoso, auspicioso par los pueblos: EEUU encontró un freno.

Aunque el Imperio siempre ha mostrado que su brutalidad no requiere pedir permiso, aun así, parece necesitar algún viso de legitimidad o justificación para la violación de la ley internacional y las atrocidades que lleva adelante. Por eso, dentro de la estrategia ofensiva de EEUU (transparentada con el discurso de Obama del 10 de septiembre pasado) la potencia imperial también parece tener sus planes para el sistema político-diplomático de la “comunidad internacional”. Y eso parece ser buscar su definitiva deslegitimación, provocar su implosión, su devastación. De lo contrario, si imaginamos que EEUU busca en el CS viabilizar por ejemplo no la ofensiva unilateral contra EI o Daesh, sino el avance contra la República Árabe de Siria (objetivo detrás de la aparente lucha contra las organizaciones terroristas takfiríes que operan en Irak y una parte de Siria), tendríamos que asumir que podrá torcer el brazo de China y Rusia. Muy difícil.

Por eso, el próximo 24 de septiembre, EEUU parece más bien buscar el sepulcro del CS (y de la ONU) antes que su renovación o reforma. Esto implicaría borrar cualquier idea remanente de democracia, representatividad, legalidad y dignidad para ese organismo internacional.

Porque a la par, hay que decir que en lo realmente concreto, la estrategia político-militar de EEUU y sus aliados no reposa en los avales ni en la lógica de la ONU ni del CS. El Imperio viene llevando adelante su estrategia de forma unilateral, conformando coaliciones visibles o subterráneas, legitimadas en resonantes encuentros internacionales con figuras de primera línea o impulsadas por la prepotencia que todavía los avala, e incluso con otras organizaciones internacionales, independientes de la ONU, como la OTAN, que según ha quedado sobradamente demostrado, ha evolucionado de un declarado objetivo de defensa del mundo occidental ante el avance del comunismo, pasando por la defensa de los derechos humanos, las acciones humanitarias y el sostenimiento de la estabilidad de Europa, para llegar a la actual guerra contra el terrorismo internacional. Tal como propuso Eric Housez varios años atrás, la OTAN ha ido adquiriendo la fisonomía de un poder supranacional, va expandiendo sus objetivos, crecen sus integrantes, sus capacidades, incumbencias, su área de influencia y sus campos de acción.

La OTAN parece ser sólo una parte del nuevo esquema al que el Imperio va dando forma para otorgar marco a sus estrategias globales. Obama tomando la presidencia del CS por asalto dará un paso decisivo para buscar oficialmente la ruptura del sistema de naciones nacido en el pos segunda guerra mundial. Y a la vez, sería el primer paso declarado en el avance hacia otra nueva estructura global en gestación, donde EEUU tendría un lugar y rol indiscutido, donde su patronazgo no sería puesto en cuestión, donde no necesitaría ya tener que rendir cuentas ante los países que hoy componen la ONU, sino solo marchar con aquellos países que asuman su rol de aliados, vasallos o dominados.

Pero todavía resuenan con fuerza las palabras del Comandante Hugo Chávez, esgrimidas 9 años atrás en ese mismo atril donde en pocos días hablará Obama, ante la Asamblea General de la ONU. Allí Chávez indicó, en un discurso histórico, con la invasión imperial a Irak de 2003 en pleno desarrollo, que las “Naciones Unidas ha agotado su modelo. El siglo XXI reclama cambios profundos que sólo son posibles con una refundación de esta organización”. Por esos años Nuestra América comenzaba a consolidar el camino de la integración de los pueblos, que irá desde el ALBA, hacia la UNASUR y CELAC como ejemplos de nueva diplomacia viable, necesaria, posible y digna.

Mientras no se avance en ese sentido, la ONU seguirá siendo un escenario que tendrá que ver cada vez menos con la vida de los pueblos, y seguirá estando sometida al debilitamiento impuesto por la jefatura del Imperio, al punto de que su aniquilación potencial podría comenzar a tomar cuerpo.

Facundo Escobar es Antropólogo, docente en la cátedra Relaciones Internacionales y Comunicación (II) de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social – UNLP, parte del equipo PIA e integrante de la Dirección Nacional del MPR Quebracho de Argentina.

martes, 23 de septiembre de 2014

ELECCIONES EN EE.UU IMPOSIBILITAN EL PODER POPULAR Y SON COSTOSAS

Lunes, 22/09/2014

El proceso electoral de Estados Unidos no es de votación directa sino en segundo grado. Muchos votantes estadounidenses creen que cuando asisten a las urnas, están eligiendo a su candidato presidencial. No, ellos están designando a un Colegio Electoral Estadal que se han comprometido a votar por un candidato en particular. Para que el candidato presidencial gane necesita al menos 270 votos electorales de los 538 que existen en el país. En caso de que ninguno de los candidatos obtenga la mayoría de votos electorales, el Congreso debe determinar al ganador. El candidato que recibe la mayoría de votos populares en un estado, por muy escaso que sea el margen, gana todos los votos electorales de esa entidad. Por esto es que el voto popular no tiene fuerza decisiva en el proceso electoral de los EEUU.

En 17 elecciones en EE.UU, ha pasado que el ganador no obtuvo la mayoría de los sufragios en términos del voto popular, pero ganó por la sumatoria de los votos electorales. El caso más reciente fue la contienda de 2000 entre el republicano George W. Bush y el demócrata Al Gore, donde finalmente Bush recibió los 29 votos electorales de Florida, donde gobernaba su hermano, que le permitieron sumar más de 270 votos y ser designado presidente. Otro de las singularidades de las elecciones en EE.UU, es la opción de votar anticipadamente por correo o en un centro electoral. De hecho, el presidente Barack Obama, acudió el jueves 25 de octubre, 12 días antes de los comicios, a ejercer su derecho para motivar la votación anticipada que lo benefició en 2008. Son 35 estados y el Distrito de Columbia (Washington) las entidades que permiten la votación anticipada, ya sea personalmente o a través del servicio postal.

Además, las elecciones presidenciales y legislativas del 6 de noviembre de 2012, fueron las más caras de la historia estadounidense, superior a los 6 mil millones de dólares, aseguró el Centro de Política Responsable (CRP). Según la agencia mexicana Notimex, el presidente demócrata Barack Obama y el ex gobernador republicano Mitt Romney, quienes rehusaron financiamiento público para evitar topes de gastos, recaudaron una cifra a los 1.000 millones de dólares cada uno. Esta forma de financiamiento, aumento las contribuciones “donaciones” por grupos empresariales y el lobby judío que hace aportaciones extraordinarias. Los canales de televisión y radio fueron tambien los grandes ganadores, más de mil millones de dólares. Nunca antes se había gastado tanto dinero en comerciales, publicó The Associated Press.

Además, por primera vez en la historia la mayoría de los miembros del Congreso son millonarios, de acuerdo a un análisis de estados financieros personales realizado por el Centro para Políticas Responsables. De los 534 congresistas, 268 tienen un promedio de un millón de dólares. ¿Cuál es el gobierno democrático que gobierna en EE.UU? El origen etimológico de la palabra democracia se encuentra en el griego δημοκρατία (democratía), y se compone de los términos δῆμος (démos), que puede traducirse como ‘pueblo’, y κράτος krátos que significa poder. Una oligarquía o plutocracia gobernará siempre en los Estados Unidos y los pobres que representan el 99% no tienen esperanzas allí. La palabra oligarquía o su sinónimo plutocracia significa: gobierno donde el poder está en manos de pocas personas pertenecientes a una clase social adinerada y privilegiada. La oligarquía surgió en la antigua Grecia, donde un reducido número de familias adinerada controlaba el poder. 

Germán Saltrón Negretti

LA CRISIS GLOBAL

Martes, 01/07/2014
Por: Jorge Otero

Éric Toussaint: "Si la UE estuviera al servicio de sus ciudadanos ya habría nacionalizado los bancos"
Presidente del Comité para la Anulación de la Deuda en el Tercer Mundo y asesor de varios gobiernos latinoamericanos, el politólogo belga propone "una salida justa" a la crisis.


Después de siete años de dura crisis económica, el belga Éric Toussaint, uno de los politólogos más lúcidos de la izquierda europea, sabe de sobra quiénes son los culpables de la misma y por qué estamos en la peor situación de los últimos 80 años. Su diagnóstico no es novedoso —"Esta es una crisis de la deuda privada y del capitalismo financiero provocada básicamente por los bancos. Su deuda la estamos pagando entre todos"—, pero sí lo es la convicción y la determinación con la que propone soluciones reales para "una salida justa" de la crisis.

Presidente del Comité para la Anulación de la Deuda en el Tercer Mundo y asesor de varios gobiernos latinoamericanos en asuntos como la auditoría de la deuda pública, Toussaint visita estos días Madrid. El martes por la noche estuvo en Público TV, en el debate de La Tuerka, donde desgranó su discurso a caballo entre la crítica más feroz y la reflexión sobre políticas económicas alternativas al neoliberalismo imperante.

Por lo que se refiere a la crítica, Toussaint lamenta la impunidad de la que gozan los grandes banqueros, a los que señala directamente como los responsables de la crisis: "Los dueños capitalistas de los bancos privados manejaron el dinero de los bancos en busca de la ganancia máxima sin tener en cuenta el riesgo". Son ellos lo que nos han traído hasta aquí, sostiene el belga, y son ellos los que deberían haber pagado sus excesos.

La realidad, sin embargo, es bien diferente: esos prohombres gozan de la protección de los gobiernos europeos; nadie ha osado meterse con ellos y, para rematar la faena, los Estados han rescatado a los bancos con dinero público. Eso irrita a Toussaint, para quien el castigo está clarísimo: "Habría que expropiar los bancos y socializarlos. La banca tiene que ser un servicio público. Los accionistas de los bancos rescatados deberían devolver el dinero de las ayudas con su propio patrimonio".

El pensador belga cree que las cosas se pueden hacer de otra manera y cita dos ejemplos: el caso de Islandia, donde dos banqueros fueron encarcelados por la presión ciudadana, y Estados Unidos, donde Barack Obama no toma medidas contra banca privada norteamericana e intenta desviar la atención con mano dura contra bancos europeos. 

Pero como bien recuerda el propio Toussaint, en Europa y en España aún estamos muy lejos de ese escenario. En Europa no hay voluntad política ni tampoco sensibilidad: "Si los gobiernos de los países de la UE creyeran de verdad que están al servicio de la mayoría de los ciudadanos, ya habrían nacionalizado los bancos y también habrían rechazado pagar parte de la deuda pública por ilegítima e ilegal", añade.

Frente al inmovilismo de los gobiernos europeos, Toussaint introduce un elemento importante en su discurso: la existencia de una alternativa. Y esa alternativa está cada vez más cerca, pese al "difícil contexto político" que impera en la Unión Europea. "Las elecciones europeas demostraron que en España hay una parte importante de la población que busca una alternativa real al bipartidismo y a las opciones que ofrecen más de lo mismo", se congratula el politólogo belga.

Para Toussaint la alternativa pasa por "un programa coherente" que tenga como eje"medidas radicales en favor de una salida social de la crisis". No le importa tanto como a otros economistas que esta salida se dé sin el euro: tiene una posición crítica contra la moneda única y contra el propio sistema. Aboga Toussaint por "una salida de izquierdas con cambios estructurales en la sociedad".

En ese sentido, América Latina es el espejo en el que mirarse. Esa parte del mundo ha aprendido que la respuesta a la crisis no pasa por recortar el gasto público, las pensiones y las políticas sociales; sabe también que la solución no es congelar los salarios. Toussaint lo explica muy bien: "La austeridad no es la respuesta. Ésta sólo conduce a un aumento de la deuda pública. Lo hay que hacer es adoptar un programa coherente y alternativo que apueste por incrementar la inversión pública, aumentar el poder adquisitivo de las familias, anular parte de la deuda pública ilegítima, redistribuir la riqueza y aumentar los ingresos fiscales".

Entre sus recetas, Toussaint no se olvida de la lucha contra la desigualdad: "Dentro de ese programa coherente del que he hablado una de las medidas fundamentales son los impuestos a los más ricos. Yo, como Thomas Piketty, soy partidario de crear un impuesto confiscatorio del 80% o 90% de su renta al 1% más rico de la población. La concentración de riqueza empieza a ser intolerable. Franklin Delano Roosevelt lo hizo en 1938 en Estados Unidos y no era precisamente un izquierdista. Con esos ingresos un gobierno progresista podría poner en marcha un nuevo modelo económico y social". 

"El problema", reconoce el propio Toussaint, "es pasar de la voluntad de cambio a la expresión política de ese cambio". Pero en este caso el belga es optimista: dice quele entusiasma la acción de "los indignados del 15-M" y saluda con simpatía la irrupción de Podemos. Toussaint felicita al 15-M por su lucha en pro de "una auditoría ciudadana de la deuda", una acción ciudadana que, según sus palabras, "demuestra que miles de personas quieren entender de dónde procede la deuda pública a tiempo que cuestionan la legitimidad de la misma".

Porque la deuda pública, esa que la troika se empeña en que los ciudadanos paguen a toda costa, es otro elemento vertebrador del discurso alternativo del pensador belga —de hecho, como presidente de Comité para la Anulación de la Deuda en el Tercer Mundo es uno de sus caballos de batalla—. Para él no es moralmente aceptable que un país tenga que recortar su sanidad o su educación para pagar su deuda, sobre cuando no se ha hecho una auditoría de la misma y no se ha determinado qué parte es ilegítima y/o ilegal. Hacer una auditoría de la deuda es una obligación para cualquier país, incide Toussaint: "Si se quiere encontrar una salida justa de la crisis para los ciudadanos, hay que anular el pago de esa parte de la deuda".

Negarse a pagar parte de la deuda no es es ninguna utopía. Toussaint lo sabe y pone el ejemplo de Ecuador, donde él mismo trabajó asesorando al presidente Rafael Correa: "Hacerlo es posible. Ecuador lo hizo en 2008 y 2009 con éxito y países como España, Grecia, Portugal, Irlanda y Chipre también pueden hacer lo mismo. ¿Por qué no? Los acreedores de la deuda pública son los mismos bancos que han sido rescatados con el dinero público y que luego han utilizado para comprar bonos de deuda pública de esos países".

PELIGROS DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA DESIDIA MUNDIAL

Viernes, 19/09/2014


El 16 de abril de cada año, nos recuerda el Día Internacional de la Preservación de nuestra Capa de ozono, fue la firma del Protocolo de Montreal (1987) donde se llegó a un acuerdo con varios países para reducir las sustancias que afectan la capa de ozono. Que es la que permite la vida en la superficie de nuestro planeta. La ONU celebrará otra Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático para el miércoles 24 de septiembre en Nueva York. La destrucción de la capa de ozono es uno de los problemas ambientales más graves que debemos enfrentar hoy en día. El tema es de vida o muerte para todos los seres vivos, porque si continuamos destruyendo la capa de ozono se extinguiría la vida en nuestro planeta.

La estratosfera contiene una concentración relativamente alta de ozono, gas compuesto por tres átomos de oxígeno. Se encuentra a una altura de unos 20 kilómetros. La cantidad de ozono es mínima pero su importancia es vital para la vida en el planeta. El ozono absorbe la peligrosa radiación ultravioleta que procede del sol. Si esta radiación llegara hasta nuestro suelo, significaría el fin de animales y plantas. La capa de ozono es lo que hace que veamos el cielo de color azul. Por encima de la misma, el fondo celeste es de color púrpura aún en pleno día. 

Desde hace años, comenzamos a utilizar algunas sustancias químicas que destruyen el ozono y están haciendo que el escudo del que hablábamos se esté debilitando. “La NASA informó en 1981 que la capa protectora de ozono a la altura de los 40 kilómetros ya disminuyó en un 4%. Los científicos señalaron que los cálculos de computadoras indican que «los gases tendrán su mayor efectividad sobre la capa ozónica entre 1985-1990. La situación se ha de descrito como global y peligrosa”. 

Los hidrocarburos son “el peligro número uno para la capa ozónica”, tratándose de una producción de un millón de toneladas anuales. Con la disminución de la capa protectora, aumentará eI cáncer de piel. El uso de spray y algunos gases son perjudiciales. El agujero de la capa de ozono tiene una extensión aproximada de 14 millones de km2 y afecta directamente el territorio chileno. El aumento de la radiación de rayos UV sobre la tierra, tiene consecuencias peligras para la salud de las personas. 

Los países integrantes del Alba-TPC afinan estrategias para combatir estos efectos negativos del cambio climático. El 16 de agosto se reunieron en nuestra cancillería para actuar conjuntamente en la reunión del 23 de este mes en la ONU en Nueva york. La viceministra Claudia Salerno recordó que “el cambio climático es la amenaza más grande del presente y del futuro de la humanidad”. Nuestra viceministra señaló que en el año 2011, los países convinieron en ponerse de acuerdo para el año 2015. Para comenzar a cumplir las decisiones en el año 2020; sin embargo, "esas negociaciones están en un punto crítico". Ahora más que nunca debemos insistir con la consigna: No cambiemos el clima sino el sistema capitalista mundial que produce el efecto invernadero. La solución es la implementación del sistema socialista más humano y amable con la naturaleza. La reflexión final consiste en preguntarnos en voz alta. ¿Cómo las grandes potencias están en guerras permanentes para controlar un planeta que está destinado a la destrucción? ¿Qué personas tan inhumanas e insensatas son los que gobiernan este planeta? ¿Cuál será el futuro de las nuevas generaciones? 

Germán Saltrón Negretti

EL MONOPOLIO DE LA PRENSA ES ANTIDEMOCRÁTICO

Viernes, 19/09/2014



El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz manifestó que "América Latina es la región del mundo con mayor nivel de desigualdad social y la concentración de la prensa juega un rol importante". Declaró que en mayoría de los países de la región son muy grandes el nivel de concentración de los medios y los nexos entre la desigualdad política y económica, “con lo cual la prensa es un modo de sostener la desigualdad".

Durante una conferencia sobre la libertad de prensa, celebrada en la Facultad de Periodismo de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Stiglitz señaló que “para que la prensa cumpla con su rol, debe haber regulaciones competitivas muy fuertes”. El economista mencionó que los criterios antimonopólicos deben ser más estrictos en el área de medios, igual que en el área financiera, “para asegurar la diversidad”. En este sentido puso como ejemplo el caso de Italia, donde la concentración televisiva llegó a poner en duda su carácter democrático.

Stiglitz señaló que "en esto de la concentración, el caso de los medios de comunicación tiene peores consecuencias que en otros sectores, puesto que afecta “el mercado de las ideas, que es fundamental para la democracia”. En el caso de Estados Unidos, mencionó que este país es la más desigual de las sociedades desarrolladas y que dicha desigualdad económica es tan grande “que no es extraño que se traduzca también en desigualdad política, lo cual además se refuerza si los medios tienen un alto grado de concentración”.

El economista recordó que el derecho a la información es un bien público, que cuando está disponible beneficiaba a todos. Insistió en que hace falta la regulación. Señalo: “Hace falta una fuerte intervención estatal, tanto regulatoria como en el otorgamiento de licencias, e incluso creando competencia en forma proactiva allí donde no existe”. Asimismo, dijo: “Prefiero que el gobierno tome una posición fuerte, aunque los medios se enojen. Lo mejor es que el propietario de un diario no pueda obtener una licencia de televisión, no por favoritismo ni discriminación, sino porque ésas son las reglas para asegurar la diversidad. Así ocurre en muchos países”.

La ratificación constitucional de la Ley de Medio en Argentina constituye un triunfo contra el monopolio mediático en especial contra el poderoso grupo Clarín quien tenía el monopolio en la radio del 41.88%, de la televisión abierta 38,78% y servicios de TV por suscripción de un 58.61%. La sentencia de la Corte Suprema de Justicia que declaró constitucional la norma generó gran júbilo popular. El Juez Eugenio Zaffaroni uno de los siete miembros de la Corte, consideró “que el fallo es transcendental por que los medios deben democratizarse por el impacto que tienen sobre nuestras conductas”. 

En el Perú por ejemplo, el grupo El Comercio controla el 78% de la prensa Peruana, después de la compra del 54% de las acciones del grupo Epensa. Eso es totalmente antidemocrático y es una de las razones de la desigualdad social en cualquier país del mundo. El fundador de Wikileaks, Julian Assange, manifestó que “la lucha contra los monopolios de medios es la lucha de una nación, porque un país es tan bueno como los medios de comunicación que tengan” y destacó que “Argentina luchó” en ese sentido. Assange lo expreso al hablar por videoconferencia durante el tercer Encuentro de Comunicaciones Audiovisual, en Mar del Plata, desde la Embajada de Ecuador en Londres donde se encuentra asilado. 

Germán Saltrón Negretti

LOS PELIGROS DE UNA NUEVA GUERRA MUNDIAL

Jueves, 04/09/2014 
Por: Fernando Bossi 


El Capital

Sin capital no hay capitalismo. Esto, aunque parezca una perogrullada, es la base para entender un sistema que está llevando a la humanidad al borde del abismo. El capital, para ser tal, debe reunir determinados elementos, que tendrán a su vez que ponerse en funcionamiento. Los medios de producción, es decir, instrumentos de trabajo y materias primas, por un lado, más fuerza de trabajo asalariada, componen los elementos sustanciales del capital. Y si bien sabemos que el elemento que crea valor es el último, la ausencia de alguno de éstos, impide la dinámica del capital, y sin dinámica –producción y reproducción– el capital deja de ser capital.

Para que estos elementos se pudieran reunir y funcionar de la manera que funcionen, mucha agua debió correr por el cauce de la historia. Así, en un momento determinado, se dio la situación en que los propietarios de los medios de producción pudieron encontrarse con “trabajadores libres”, carentes de medios de producción. Los propietarios, entonces, pudieron comprar a los trabajadores su fuerza de trabajo. Los capitalistas se vieron en la posibilidad de adquirir, a cambio de pagar un salario, la fuerza de trabajo de los obreros. Nuevas relaciones sociales de producción surgieron, logrando el capital la supremacía con respecto al trabajo.

Carlos Marx decía que “si el dinero, nace con manchas naturales de sangre en una de sus caras, el capital viene al mundo chorreando sangre y suciedad por todos los poros, desde la cabeza a los pies”. Nada más cierto y más verificable, aún hoy en día.

El Imperialismo

Los principales países capitalistas, desde hace ya más de un siglo, se han convertido en países imperialistas. La fusión del capital industrial y el bancario parieron una oligarquía financiera poderosísima que hoy controla gran parte de la economía mundial, reforzando así, el poder militar, tecnológico-científico y mediático de los países metropolitanos. La fase imperialista del capital está hoy más vigente que nunca. El mundo, señalaba Lenin, se ha dividido en países opresores y países oprimidos.

La necesidad permanente de reproducción del capital implica, por ende, el control de los recursos naturales (materias primas), la exportación de capitales, el ganar nuevos mercados para sus productos y el acceso a mano de obra barata; todas cuestiones vitales para garantizar la dinámica constante del capital. De allí que la lucha por el control de diferentes regiones del planeta sea el pan de cada día para las elites dueñas del capital de los países imperialistas.

Geopolítica y recursos naturales

Hay quienes dividen actualmente al mundo en cuatro bloques: 1) países imperialistas con importantes recursos naturales, Estados Unidos por ejemplo; 2) países imperialistas con escasos recursos naturales, caso Holanda, Suiza, Austria, Japón; 3) países no imperialistas (al menos por ahora) con altos recursos naturales; los BRICS por ejemplo, pero también Venezuela, México, Congo, Bolivia, Ucrania, Argentina; y 4) países no imperialistas con escasos recursos naturales, el caso Haití, Somalia, Chad, Eritrea, por ejemplo.

Pero en el mundo globalizado, existen también países o regiones, que sin contener grandes recursos naturales, pasan a convertirse en importantes, por su mera ubicación geográfica, teniendo en cuenta que son áreas estratégicas de tránsito de mercaderías, incluyendo como tales, las energéticas. Afganistán, Bulgaria, Moldavia, el Cáucaso, Turquía, los “Istán”, etcétera, ocupan espacios fundamentales por donde pasan los principales gasoductos y oleoductos, que proveen tanto a la Europa Occidental como a China. Panamá, por su Canal Interoceánico, reviste también características similares, ya que por ahí pasa un importante porcentaje del comercio mundial. Próximamente Nicaragua estará en una condición parecida.

Si en los albores del imperialismo, el control mundial de los puertos y los ferrocarriles era fundamental para la reproducción del capital metropolitano, desde hace ya varias décadas, a éstos, se le suman los espacios donde se despliegan las complejas redes de gasoductos y oleoductos.

Recursos energéticos

A nadie se le escapa que el control de los recursos energéticos siempre ha estado en el primer plano de la política imperialista. Hablar de petróleo es hablar de atropellos, crímenes, invasiones y guerras. Sin ir más lejos, la Guerra del Chaco, entre Bolivia y Paraguay, no fue otra cosa que una matanza entre hermanos, promovida por las petroleras Standard Oil, estadounidense, y la Shell, anglo-holandesa. En la actualidad, las invasiones a Irak y Libia son testimonio de ese accionar criminal del imperialismo.

Las áreas estratégicas

El Medio Oriente y Asia Central son las dos áreas energéticas fundamentales de la economía mundial, que contienen en su seno, los más importantes países productores de gas y petróleo, pero también incluye países, que sin ser grandes productores, revisten carácter estratégico a la hora que sus territorios son paso obligado de oleoductos y gasoductos.

Bloque occidental imperialista contra el bloque euroasiático

Tras imponerse la Doctrina Primakov en Rusia, dejando relegados a los dirigentes “occidentalistas”, la Organización de Cooperación de Shanghai, integrada por la República Popular China y la Federación de Rusia, más Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán; se vigorizó.

Si analizamos el crecimiento sostenido de China –ya segunda potencia económica mundial atrás de Estados Unidos–, y la crisis del capitalismo metropolitano desatada en el 2008 y cuyas consecuencias aún perduran; la revitalización de la alianza chino-rusa hizo disparar todas las alarmas en el bloque occidental imperialista. Ahora, si a esto le sumamos el cada vez mayor protagonismo del bloque BRICS, liderado precisamente por el eje China-Rusia (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que acaba de crear un Banco de Desarrollo y un Fondo de Reservas propio, la situación para el bloque occidental imperialista se presenta cada vez más complicada.

Estas dos nuevas instituciones, que presentaron los BRICS en su última cumbre en Brasilia, se contraponen al Banco Mundial y al FMI –instituciones financieras mundiales al servicio del capital imperialista–, y abren las puertas a una nueva arquitectura financiera internacional. Ante los alicaídos dólares y euros, aparecen otras monedas y sistemas de intercambio comercial, donde el SUCRE y el sistema Aladi latinoamericano, pasan también a jugar un rol importante. Los 19 billones de dólares de deuda de Estados Unidos, han pasado a ser también una “espada de Damocles” para la economía norteamericana; más teniendo en cuenta que uno de los principales acreedores de esa deuda es justamente China.

La confrontación entre el bloque occidental imperialista y el bloque euroasiático liderado por el eje China-Rusia va ubicando a cada país y región dentro de la órbita de estas fuerzas en pugna.

El bloque imperialista

Ante este panorama, subestimar al bloque occidental imperialista o “atlántico” sería un grave error. Tanto los Estados Unidos como la Unión Europea están abocados abiertamente a impedir la caída de su poder hegemónico, y cuentan con abundantes recursos para eso, siendo el más esgrimido el poder militar. Siempre socios para someter a todos los pueblos y regiones enteras, los países imperialistas centrales despliegan hoy, por todo el planeta, una ofensiva temeraria de consecuencias imprevisibles.

Sitiar de alguna forma a China y Rusia parece ser el principal objetivo de la política exterior norteamericana y la OTAN. Pero para debilitar a la potencia asiática y a Rusia, necesitan, insoslayablemente, restarles aliados y socios, controlar las zonas de influencias donde los chinos y rusos actualmente avanzan (África y América Latina, por ejemplo), trasladar su crisis a la periferia y recuperar fuentes de materias primas, lograr tener gobiernos dóciles –clientes– para alimentar sus industrias y bancos.

Los Estados Unidos llegó a pensar que podía seducir y atraer a la Federación Rusa al bloque occidental, pronto se desengañó con el agravante que, de una u otra manera, su propia política torpe, ayudó a empujar a los rusos a su alianza cada vez más estrechamente con la República Popular China.

Ante esa situación, las clásicas tesis geopolíticas de Halford John Mackinder y Zbigniew Brzezinki –si bien nunca dejadas de lado–, pasaron nuevamente a primer plano: “quien domine Eurasia, vale decir la zona de Europa del este, el Medio Oriente y la región comprendida en torno al Mar Caspio y el Mar Negro, dominará el mundo”.

El avance del bloque imperialista sobre Ucrania, colocando un gobierno títere y agresivo como lo es el de Petró Poroshenko; la guerra desatada por mercenarios contra el gobierno legítimo de Bashar al-Asad en Siria; el actual conflicto armado en Irak, con la irrupción del criminal Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL); los bombardeos del estado Sionista de Israel a la Franja de Gaza; la permanencia de tropas de la OTAN en Afganistán con el pretexto de combatir al Talibán; las sanciones económicas a Rusia por el conflicto en Ucrania; la intención de seguir acosando a Irán por el tema de la energía nuclear; las permanentes provocaciones a Corea del Norte; los constantes bombardeos de drones en Pakistán; como el apoyo a los grupos separatistas uigures en la provincia china de Xinjiang; son expresiones concretas de la ofensiva imperialista desplegada.

A esto hay que sumarle también las acciones de sus socios europeos, como por ejemplo Francia, que está incrementando escandalosamente su presencia en África. Luego de ser el portavoz de la lucha contra el régimen nacionalista de Gadaffi, los franceses –más allá de derechas o izquierdas–, han lanzado sus tropas de ocupación sobre países considerados aún como “zonas de influencia”. Mali, Níger, Chad, República Centroafricana y Costa de Marfil siguen siendo víctimas de las rapiñas de sus antiguos colonialistas. Peligrosamente, Francia está apuntando nuevamente contra la soberanía de Argelia.

Otros socios activos de los Estados Unidos también se alinean en la actual confrontación internacional. Japón ha comenzado una escalada armamentista que la justifica por el “peligro de la presencia china en las aguas del Pacífico”. De igual manera Corea del Sur se alinea junto con los Estados Unidos, quedando Australia eterna aliada de Estados Unidos como gendarme de la región del sureste asiático.

Secesionismo, “revoluciones de colores”, “primavera árabe”, “lucha contra el terrorismo”, “ayuda humanitaria”, “defensa de la población civil”, etcétera, son argumentos que esgrime el imperialismo a la hora de intervenir y avasallar las soberanías de los Estados. La utilización de ejércitos mercenarios, formados y sostenidos por la CIA, la Mossad o el MI6, ya ha engendrado monstruos del nivel de Al Qaeda, Boko Haram o el Estado Islámico de Irak y el Levante.

El imperialismo es más que puro militarismo

Vale la pena recordar que el imperialismo es una fase superior del capitalismo y su accionar bélico es sólo la expresión de sus diferentes facetas. El imperialismo emplea las acciones armadas, cuando no puede imponerse a través de los dominios culturales, económicos y financieras. Los países imperialistas tienen la necesidad de expoliar a los pueblos y regiones enteras con el objetivo de poder materializar el ciclo del capital. No es un fenómeno que nace de la mera voluntad de hombres perversos o trasnochados (aunque los utilice y sostenga), sino que es una necesidad vital de un sistema que solo puede existir en cuanto pueda reproducirse y ampliarse.

Las maneras que utiliza para lograr sus objetivos de dominación, son: “1.Línea blanda”: 1-a) Penetración ideológica que permite así, con cierta complacencia de la población nativa, la expoliación económico-financiera; 1-b) Instalación de capitales, succión de recursos naturales logrando el endeudamiento financiero del país sometido, elementos fundamentales para avasallar la soberanía política y satisfacer las necesidades materiales demandadas por el gran capital. Dicho de otra manera y expresado simbólicamente, esta secuencia “1 Línea Blanda”, se subdivide a su vez en 1-a) Hollywood y 1-b) Silicon Valley–Wall Street. “2.Línea Dura”, que se aplica si la secuencia anterior no funciona o implementando inmediatamente la siguiente secuencia: a) Conspiración - que incorpora desestabilización, boicot, sanciones, embargos, atentados, aislamiento, desinformación, apoyo logístico y financiero a los agentes pro imperialista. Golpe de Estado, guerra civil, etcétera), 2-b) Intervención directa con invasión militar. Expresado simbólicamente, podríamos decir, 2-a) CIA-Banco Mundial y 2-b) Marines Corps. Estas secuencias se ajustan en lo que Obama y sus Think Tank han denominado smart power o poder inteligente, que combina hard y soft power para alcanzar los objetivos.

En síntesis, lo ideal y menos traumático para el imperialismo es dominar bajo la Línea Blanda; pero entendiendo que ningún país se deja dominar sin imprimir algún tipo de resistencia, la Línea Dura aparece indefectiblemente. Eurasia y Medio Oriente han entrado en esta segunda secuencia del accionar del Bloque Imperialista, pasando de 2-a), peligrosamente, a la fase 2-b).

Imperialismo y antiimperialismo en Nuestra América

En este contexto, en la América Latina Caribeña, el imperialismo ha llegado, en la actualidad, a la implementación de la fase 2-a), donde Venezuela es el principal escenario de esta operación. Argentina, de diferente manera, también ha entrado en esta fase, a partir del accionar de los Fondos Buitre. Cuba, ha pasado por todas estas fases (incluyendo la 2-b), resistiendo heroicamente, pero con secuelas dolorosas para su pueblo. Paraguay, Honduras, Bolivia y Ecuador también conocen la fase 2-a), desafortunadamente implementada con éxito en los dos primeros países.

Si bien en nuestra región, hay países que siguen estando sujetos a las cadenas del imperialismo, a nadie se le escapa que un importante grupo de países ha decidido transitar el camino de la liberación nacional. Con diferentes signos ideológicos y políticos, gobiernos revolucionarios y progresistas de la región están desarrollando una lucha singular contra la prepotencia imperialista.

Y esta lucha se ha fortalecido, fundamentalmente, gracias a los acuerdos de integración alcanzados durante esta última década. Al Mercosur, se le ha sumado el ALBA, Unasur y la Celac, que se han posicionado en Nuestra América con un perfil bien definido en la defensa de los intereses soberanos de la región. La OEA, “Ministerio de las Colonias de Estados Unidos”, como la definía el Che, ante la presencia de la nueva tendencia unionista e independentista, ha quedado opacada y desdibujada, pese al esfuerzo de norteamericanos y canadienses en revitalizarla.

Inclusive, países con algunos gobiernos alineados a las políticas del Pentágono, han tenido que acoplarse al impulso integracionista a fin de no quedar atrapados en la irracionalidad imperialista. Ante esta embestida liberadora, la Casa Blanca impulsa un reagrupamiento con los gobiernos más sumisos a sus intereses, tratando de recomponer los Tratados de Libre Comercio a partir de la Alianza del Pacífico, instrumento funcional al diagrama de aislamiento de China si logra acoplarla al Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica. Como hace 200 años, Nuestramérica es escenario de la lucha por su unidad y definitiva independencia o la sumisión a los poderes imperiales.

Territorio de Paz

Ante un mundo cada vez más convulsionado y peligroso, América Latina y el Caribe se presenta como una zona de paz. Más allá de nuestra enorme capacidad económica y de los recursos naturales que poseemos, Nuestra América se muestra al mundo como una región de gran estabilidad democrática; con un territorio sin interrupciones donde no existen diferencias religiosas o étnicas que impliquen serios conflictos; con solo un conflicto armado que ya ha entrado en una etapa de definiciones para alcanzar la paz duradera (Colombia); con una cultura e historia común que nos hermana más que nos diferencia y con una conciencia de integración soberana que sigue creciendo a medida que crecen los desafíos.

El bloque latinoamericano caribeño así, ha ganado un gran respeto en el mundo, consolidándose como un nuevo bloque de poder, tanto en lo económico como en lo político. Así lo han visualizado países de la envergadura de Rusia y China, conscientes de que Nuestra América debe de cumplir un importante rol en la lucha para que prevalezca un mundo pluripolar y multicéntrico, sin países hegemónicos.

Desafíos

Los sucesos en Ucrania no pueden dejar de alertarnos que estamos al borde de una desgracia planetaria. Asimismo el genocidio que llevó a cabo el gobierno sionista de Israel contra la población palestina nos marca a las claras los niveles de deshumanización que puede llegar el sistema imperante a fin de conservar sus privilegios. El capitalismo, en su fase imperialista, está dando muestras de desgaste y decadencia; pero también de irracionalidad e imprevisibilidad.

Cuando los gobiernos capitalistas-imperialistas se sienten acorralados y sin respuestas que satisfagan sus intereses de clase, el mundo entra en un período de mayores turbulencias y peligrosidad extrema. América Latina y el Caribe no están al margen de lo que pueda suceder. Hay en el mundo hoy una profunda crisis gramsciana, diría el Comandante Chávez: “algo nuevo que nace y no termina de nacer, y algo viejo que está muriendo y no termina de morir”. El mundo de la hegemonía estadounidense se está muriendo paulatinamente y un nuevo mundo multicéntrico y pluripolar se está perfilando.

¿Cuál será nuestra tarea para que el parto de una sociedad mundial más justa e igualitaria no sea tan doloroso? Sin duda que será seguir construyendo unidad e independencia nuestramericana, extendiendo lazos solidarios con todos los pueblos del mundo y contribuyendo para frenar la barbarie imperialista.